jueves, 30 de octubre de 2014

¿Qué averías pueden aparecer en el módulo de control de motor, centralita o computadora?

Las averías del módulo de control del motor de un vehículo pueden acarrear serios problemas en el rendimiento de éste.

Los inyectores son, como su nombre indica, la pieza clave del sistema de inyección. Se encargan de enviar la cantidad necesaria de combustible en cada situación, según lo requiera el motor. Trabajan a presiones muy elevadas y de forma muy similar tanto si el vehículo tiene un motor diesel como uno gasolina, pese a que estos últimos tienen un precio bastante más económico.

En primer lugar, nos gustaría aportar una definición de este elemento ya que para aquellos que no lo conozcan será determinante a la hora de entender la magnitud que pueden alcanzar las averías que se localizan en el modulo de control de motor, así como para tener una estimación del costo de su reparación o sustitución, que es uno de los más caros que pueden aparecer en un vehículo ya sea diesel o gasolina.

El módulo de control de motor es, por tanto, el elemento que se encarga de gestionar diversos aspectos relacionados con el funcionamiento del motor y de recopilar la información recabada por los distintos sensores electrónicos que incorpora el motor del vehículo, necesarios para verificar que su funcionamiento es correcto. El módulo de control de motor también es conocido como la centralita del motor.

Las siglas bajo las que se reconoce mundialmente este dispositivo son ECM (Engine Control Module) y fue a finales de la década de los 70 cuando se empezaron a instalar, junto con sus correspondientes sensores, para controlar el nivel de emisión de gases contaminantes y facilitar la detección de fallos o averías.



Unos años más tarde, en la década de los 80, comenzaron a generalizarse los avances y la incorporación de mejoras en el sistema electrónico del vehículo. A día de hoy un vehículo cuenta con diversos módulos de control orientados a cada uno de los sistemas de vehículo y con más de 200 sensores.

Así pues, el modulo de control de motor se ocupará principalmente de regular la inyección del combustible, el tiempo de ignición, la distribución de las válvulas y el arranque del propio vehículo. También es la unidad que proporcionará a nuestro mecánico, por medio de un escáner, la información relativa a los fallos que se hayan producido.

¿Cómo identificar una avería en el modulo de control de motor?

Existen diversos síntomas que podrían ayudarnos a identificar un posible fallo en la centralita del motor. A continuación os proponemos un listado de los indicios de un modulo de control de motor averiado, aunque hay que tener en cuenta que estos fallos también podrían deberse al fallo de otros elementos relacionados con el sistema:

  • El motor no arranca, tiene dificultades para hacerlo o se para tras el inicio de la marcha.
  • El ralentí es escaso, inestable o tiene una velocidad inferior o superior a la habitual.
  • La aceleración es insuficiente.
  • El rendimiento o la velocidad son anormalmente bajos.
  • El consumo de combustible es excesivo.
  • Se producen detonaciones o explosiones en el motor.
  • Al finalizar el trayecto resulta imposible detener el motor.


Si cuando circulamos con nuestro coche advertimos cualquiera de los síntomas citados anteriormente, será recomendable visitar lo antes posible a nuestro mecánico de confianza para asegurarnos de qué elemento en cuestión proviene la avería y que ésta no se intensifique.

¿Qué averías son más frecuentes en el módulo de control o centralita?

Las averías del modulo de control o centralita pueden ser causadas por diferentes motivos o estar influidas por fallos originados en otros elementos asociados al sistema. A continuación, enumeraremos las averías más frecuentes y explicaremos brevemente en qué consiste cada una de ellas:

Sobrecarga de tensión:
Esta es una de las principales causas que hacen que se produzcan averías en la centralita del motor y suele deberse a una sobrecarga eléctrica relacionada directamente con un cortocircuito originado en alguno de los elementos que forman parte del sistema.

Agua en el interior:
Si por cualquier motivo llegase a entrar agua en el módulo de control, éste se vería gravemente afectado y sería necesaria su sustitución. Por este motivo, cuando un coche queda inundado tanto el sistema eléctrico como la centralita suelen ser desecharse y se cambian por elementos nuevos o por recambios de segunda mano en buen estado.

Vibraciones, sobrecalentamiento y deterioro:
Las vibraciones por una mala instalación, el sobrecalentamiento del sistema y el deterioro de los elementos que forman parte del módulo de control también son causas muy frecuentes que producen averías en el conjunto. No obstante, este tipo de daños sí que son reparables por lo que el coste sería más bajo.

¿Cuánto cuesta reparar el modulo de control o la centralita del motor? ¿Y cambiar la pieza? Por lo general, reparar la centralita no es una faena demasiado costosa ya que lo que realmente se hace es reprogramar el módulo y en ciertos casos sustituir algún elemento asociado que se haya deteriorado. La reprogramación de un módulo de control de motor suele rondar los 180 Dolares, más la mano de obra (unas 2 horas aproximadamente). No obstante, cambiar una centralita averiada por una nueva eleva sustancialmente el costo y dependiendo del tipo de vehículo o sus características es mas o menos caro... por eso en estos casos, muchos propietarios optan por las piezas de desguace y las ventajas de ahorro que éstas suponen.

Tambien te puede interesar-> El sistema electrónico y sus tipos de averías

lunes, 27 de octubre de 2014

miércoles, 22 de octubre de 2014

Sistema electrónico y sus tipos de averías

El sistema de control electrónico es muy importante ya que administra cualquier función que requiera corriente eléctrica en un vehículo.


El sistema de control electrónico es el encargado de gestionar todas las funciones eléctricas del automóvil y al igual que el módulo de control del motor, también suele ser conocido como centralita. No obstante, este sistema de gestión recibe un nombre distinto cuyas siglas son UCE (Unidad de Control Eléctrico).

Así pues, la UCE recoge la información de los sensores electrónicos que están instalados en el automóvil para determinar el tipo funcionamiento que deberá aplicarse a otros elementos mediante la conexión o la desconexión de los actuadores. De esta manera, se ponen en marcha cada una de las piezas que requieren de corriente eléctrica para cumplir su cometido.

Puesto que se trata de componentes microelectrónicos, el número de averías posibles dependerá de la cantidad de elementos adicionales (sensores y actuadores) de los que disponga el sistema, además de la propia UCE. Para identificar el origen de una avería en el sistema electrónico de un coche será imprescindible contar con un equipo de diagnosis, que conecte directamente con la unidad.

¿Qué tipos de averías pueden aparecer en sistema de control electrónico?

Tal y como apuntábamos anteriormente en el artículo, las averías dependerán del número de componentes del que disponga el sistema. Sin embargo, podremos dividirlas en tres tipos distintos: las que proceden de la Unidad de Control Electrónico (UCE), las relacionadas con los sensores y por último las que tienen su origen en un fallo producido en alguno de los actuadores.

Averías o fallos de la Unidad de Control Electrónico (UCE):


Una avería en este elemento del sistema hará que la puesta en marcha del automóvil sea imposible y probablemente se deba a que se ha desprogramado la unidad, aunque esta causa puede podrá estar determinada por diversos motivos como un exceso de tensión en el sistema o por la pérdida de información interna.

Por lo general, se recomienda sustituir la unidad completa por una nueva o por una reprogramada de segunda mano que se encuentre en óptimo estado. No obstante, se trata de una pieza relativamente cara y que dependiendo del tipo de vehículo o del modelo puede partir de los 600 dolares en adelante. Además, si no está reprogramada habrá que sumar esta tarea al presupuesto de la reparación.

Averías o fallos en los actuadores del sistema:


Es habitual que cuando se produzca un fallo en los actuadores se genere una pérdida de potencia, con lo que el rendimiento del motor sería insuficiente. No obstante, dependiendo del tipo de actuador donde se haya producido la avería la pérdida de potencia será más o menos notable.

El coste aproximado para cambiar un actuador en el sistema electrónico del automóvil dependerá principalmente del tipo de vehículo del que se trate y de las características o localización del actuador que sea preciso sustituir.

Averías o fallos en los sensores del sistema:


Las averías en alguno de los sensores que forman parte del sistema electrónico de un coche, se traducirán en fallos y deficiencias de funcionamiento del motor, que en ocasiones podría dejar de funcionar o presentar dificultades para su puesta en marcha.

Algunos de los sensores que mayores fallos provocan en el sistema son: el sensor de revoluciones, el medidor de la presión del combustible y el sensor que mide la dosificación en la bomba de alta presión del vehículo. En el caso de que fallase el sensor de revoluciones del motor, éste dejaría de funcionar o directamente sería imposible ponerlo en marcha.

Al igual que con los actuadores, el coste de reparar una avería en alguno de los sensores del vehículo dependerá del tipo de sensor en cuestión, de su localización dentro del sistema y por supuesto, del tipo de vehículo del que se trate y sus características.

Para finalizar, es muy importante mantener en un estado óptimo el sistema electrónico de nuestros coches, realizando las correspondientes revisiones periódicas y preventivas marcadas por el fabricante.

viernes, 17 de octubre de 2014

¿Cuál es la vida útil de un radiador?

Te damos la respuesta y unos consejos para cuidarlo.

Los motores generan mucho calor que, si no se limita, puede dañar al propulsor y otras partes del auto. Es importante entonces que la temperatura del motor se mantenga debajo de cierto nivel y para ello está el sistema de enfriamiento cuyos protagonistas son el radiador y el líquido refrigerante.

Cuando el líquido se calentó, circula de vuelta al radiador, donde el calor es transferido a las aletas disipadoras por las cuales pasa un flujo de aire. Esta acción enfría el refrigerante que sigue su camino de vuelta hacia el motor.

Sin embargo, ¿cuánto tiempo dura un radiador?

La mayoría de los mecánicos especializados sienten que un radiador bien cuidado debería durar al menos de ocho a diez años. Radiadores viejos de metal, bien mantenidos, podían perdurar durante toda la vida del vehículo, pero los radiadores modernos están fabricados en aluminio y plástico. El problema es que se expanden y se contraen cuando el radiador se calienta como se enfría y generando con el tiempo grietas, aunque esto es raro que pase en menos de una década.

Para alargar la vida del radiador, es importante cambiar periódicamente el líquido refrigerante según señala el manual de usuario, asegurando que la mezcla de anticongelante fluya apropiadamente. Asimismo hay que revisar continuamente que se tenga la cantidad correcta de refrigerante, dado que éste puede escaparse cuando el radiador se sobrecalienta. Si notás que el nivel del líquido baja muy seguido, puede que tengas una fuga, por lo que debés repararla a la brevedad.

Otros problemas potenciales que podrías encontrar son abrazaderas de mangueras oxidadas, corrosión hacia el núcleo y fallas con el termostato que regula el flujo del refrigerante. Defectos en el termostato generan frecuentemente sobrecalentamiento, lo que hay que revisar lo más pronto posible.

jueves, 9 de octubre de 2014

Manual de taller de alternadores Valeo

Con el fin de facilitarle la labor de diagnosis y garantía en lo que a Máquinas Eléctricas (Alternadores y Arranques) se refiere, Valeo ha desarrollado esta guía, en la que se detallan las averías más comunes y su causa

Manual de taller, servicio y reparación de averias en alternadores. Contiene imágenes de las piezas averiadas para ilustrar y detectar la avería. El manual está escrito por Valeo en español.


Descargar Manual de taller, servicio y reparación de averias en alternadores

Manual de electrónica

EL MANUAL CONTIENE INFORMACION SOBRE CIRCUITOS ELECTROTÉCNICOS BÁSICOS.

CONTENIDO

    ELECTRONICA AUTO
  • ELECTRÓNICA BÁSICA
  • DIODOS SEMICONDUCTORES
  • TRANSISTORES BIPOLARES
  • TRANSISTORES UNIPOLARES
  • TIRISTORES
  • CRITERIO DE CORRIENTES Y TENSIONES
  • APLICACIONES DE ELECTRÓNICA ANALÓGICA
  • PRINCIPIOS DE ELECTRÓNICA DIGITAL
  • CIRCUITOS COMBINACIONALES
  • CIRCUITOS SECUENCIALES
  • MEMORIAS
  • APLICACIONES DE ELECTRÓNICA DIGITAL
  • MICROCONTROLADORES
  • CIRCUITOS OPERACIONALES
  • TEMPORIZADOR ANALÓGICO-DIGITAL (LM555)
  • AMPLIFICADORES DE INSTRUMENTACIÓN
  • APLICACIONES DE INSTRUMENTACIÓN ELECTRÓNICA
  • MOTORES PASO A PASO
DESCARGAR MANUAL BASICO DE ELECTRÓNICA

martes, 7 de octubre de 2014

¿Cómo cambiar y mantener la bomba de aceite?

La bomba de aceite no es una pieza que sea muy propensa al cambio, aunque si aparece una avería y no se sustituye de inmediato sería fatal para el motor.

La bomba de aceite es un elemento que suele durar prácticamente lo mismo que dura la vida del motor, por ello no se trata de una pieza que sea muy propensa al cambio. No obstante, en el caso de que se produzca una avería en la bomba de aceite tendrá que ser reparada de inmediato ya que si no podría ser fatal para el motor.

¿Cuánto cuesta cambiar la bomba de aceite de un auto?



Sustituir la bomba de aceite es una reparación bastante costosa, sobre todo por la gran cantidad de mano de obra que requiere que como mínimo será de 6 horas, pues es necesario desensamblar un gran número de piezas.

Además, tal y como ocurre con la mayoría de recambios, se deberá de tener en cuenta el coste de la bomba. El precio de una bomba de aceite convencional suele estar en los 100 Dolares o más.

¿Se puede cambiar la bomba de aceite en mal estado por una usada?


La bomba de aceite, tal y cómo hemos comentado antes, no es un elemento que suela estropearse por lo que si se encuentra un recambio procedente de desguace que se esté en buen estado y que haya sido revisado, podremos utilizarlo para nuestra reparación y ahorrar así los costes que supondría adquirir una bomba de aceite nueva.

Sin embargo, se deberá de tener en cuenta que aunque la bomba de aceite pueda ser comprada de segunda mano, tanto la junta como el retén deberá de ser nuevos.

¿Cómo realizar adecuadamente el cambio de la bomba de aceite?


A continuación, vamos a proporcionaros algunos consejos que son de gran utilidad y que deberas de tener en cuenta a la hora de realizar el cambio de la bomba de aceite de vuestro coche.

Una vez nos dispongamos a realizar el cambio de la bomba de aceite de un coche, tendremos que prestar especial atención a los siguientes puntos:

1. La bomba de aceite tendrá que sumergirse por completo en un recipiente que contenga aceite de motor limpio. Giraremos a mano el eje de comando del los engranajes hasta que podamos comprobar que la bomba empieza a expulsar el aceite.

2. Tras fijar la bomba al block utilizaremos un destornillador eléctrico que nos ayude a girar el eje en la dirección de rotación del distribuidor y verificaremos que el aceite llegue a los brazos de los balancines.

3. En aquellos vehículos en los que la bomba forme parte del block, se lubricarán también las partes internas.

4. Nunca se utilizará para lubricar la bomba o los elementos asociados a ésta, grasa u otras sustancias distintas del aceite de motor.

5. Será necesario también lubricar todas y cada una de las partes del motor antes de su puesta en marcha.

6. La bomba de aceite tiene que encajar en su posición sin que sea necesario un extra de esfuerzo, si no lo hace se aconseja girar el eje del distribuidor hasta que acople con el eje de la bomba y después la ajustaremos.

7. En aquellos casos en los que la bomba esté instalada por medio de un engranaje helicoidal, controlaremos el nivel de desgaste de este ya que si algún diente se hubiese soltado la bomba dejaría de funcionar de inmediato.



¿Finalmente, recordaros que por la importancia que este elemento tiene en el buen funcionamiento del motor de un automóvil, el mejor consejo que podemos dar a la hora de realizar el cambio de una bomba de aceite es que tengas precaución y realicéis el cambio con sumo cuidado.