lunes, 16 de abril de 2018

Detectar averías en el sistema electrónico de frenado

Saber identificar una posible avería en el sistema electrónico de frenos es esencial a la hora de garantizar nuestra seguridad.

Para identificar un posible fallo en nuestro sistema electrónico de frenos en lo primero que deberemos fijarnos es en si hay alguna luz de avería en nuestro cuadro de mandos que nos lo indique.

A continuación dejamos los ejemplos y explicamos de qué fallo relacionado con el sistema de frenos nos está advirtiendo nuestro tablero:

Testigo luminoso de freno de mano:

Mediante este testigo luminoso, nuestro coche nos está indicando que el freno de mano está accionado. Es importante recordar que resulta muy perjudicial circular con el freno de estacionamiento puesto.


Testigo luminoso de sistema de frenos:

Indica averías en el sistema de frenos o bien en aquellos coches que no cuenten con el testigo luminoso de freno de mano, que éste está accionado. Si continúa encendido durante la marcha tendremos que revisar el sistema.

Testigo luminoso ESP :

Este testigo se encenderá cuando exista algún problema con el Programa Electrónico de Estabilización o sistema de control de estabilidad de nuestro vehículo.

Testigo luminoso ABS:

Esta advertencia nos indica que existen fallos en el sistema antibloqueo de los frenos, también conocido como ABS. Tendremos que circular extremando la precaución ya que podrían bloquearse los frenos traseros.


Tras comprobar si alguno de estos testigos de advertencia luminosos se activa mientras circulamos con nuestro coche también tendremos que fijarnos si hay otros testigos de advertencia pertenecientes a otros sistemas del vehículo -como el ABS o el ESP- que se hayan encendido, pues denotaría que el fallo es grave y podría estar afectando seriamente tanto a la seguridad como al comportamiento de nuestro automóvil.

Pese a que sea posible continuar la marcha, no es para nada recomendable demorar la inspección del sistema de frenado en un taller especializado, dónde a través de una diagnosis electrónica podrán identificar dónde se encuentra el problema realmente y optar por la mejor solución para subsanarlo. Sin este equipo de diagnosis electrónica sería imposible detectar dónde se encuentra realmente el fallo y tan solo tendríamos conocimiento de que algo no está funcionando como debe.

Otro de los síntomas que nos ayudarán a identificar una posible avería en el sistema electrónico de frenos es cuando notemos deficiencias durante la frenada. Con deficiencias nos referimos a aspectos como:


  • Notar elasticidad al pisar el pedal de freno.
  • Notar ligeros bloqueos.
  • Notar la necesidad de accionar el pedal de freno en repetidas veces para lograr presión.
  • Notar que el pedal tiene un recorrido excesivo.
  • Notar que la frenada es irregular en cada una de las ruedas.
  • Escuchar ruidos metálicos o chirridos al frenar.