sábado, 17 de noviembre de 2012

Test drive Kia Picanto

Segunda generación del práctico citycar coreano

Probamos este modelo que, en su versión con caja automática, incluye control de estabilidad de serie y una mecánica moderna y confiable.


aben pocas dudas de que los citycar constituyen hoy uno de los segmentos más importantes en todos los mercados del mundo. Las grandes ciudades tienen un tránsito cada vez más complejo. Casi sin excepción. Por lo tanto, para muchos usuarios resulta práctico contar con un automóvil de dimensiones pequeñas, ágil y fácil de maniobrar.

Precisamente éstas son las características salientes del nuevo Kia Picanto 2013, segunda generación de este exitoso citycar que se lanzó en 2004 con un par de restyling en 2007 y 2010. Por supuesto se trata de un auto íntegramente nuevo, que comparte plataforma y mecánica con el Hyundai i10, perteneciente al cada vez más importante grupo con sede en Corea del Sur.

De allí proviene este Kia Picanto, que luce ahora modernas y simpáticas líneas redondeadas y, a la vez, lanzadas en trompa y laterales. Una cosa es segura: el diseño no pasa desapercibido, en especial entre los jóvenes.

La nueva carrocería es más grande que la anterior. Creció en distancia entre ejes (1,5 cm) y en longitud total (6 cm). Todo esto contribuye a un adecuado espacio para que viajen cuatro adultos. La posición de manejo es confortable, aunque la butaca y la columna de dirección no regulan en altura. Para destacar en esta versión con caja automática es la incorporación de control de estabilidad (ESP), que lo convierte en el citycar más seguro que se vende en el mercado argentino. La dotación de seguridad incluye doble airbag frontal y ABS.

La mecánica también aporta a la agilidad del Picanto en su andar urbano. Está equipado con un nuevo motor, muy moderno, de 4 cilindros 1.2 con doble árbol de levas a la cabeza y sistema de variación de válvulas (VVT), que entrega 85 CV a 6000 rpm de potencia máxima y un torque de 12,3 kgm a 4000. El motor es silencioso, pero el consumo podría ser mejor.

El Picanto resulta fácil y placentero para manejarlo en su hábitat natural, la ciudad, gracias a la excelente dirección con asistencia eléctrica y el agradable confort de marcha, con suspensiones blandas. En la ruta se siente más incómodo con los vientos laterales, la falta de alguna marcha más en la caja automática de 4 marchas, que lo hace ir en vueltas y consumir parecido al circuito urbano. El problema es que con su pequeño tanque de 35 litros la autonomía es corta (alrededor de 402 km). Frena bien (discos adelante, tambor atrás), pero en distancias algo largas (45 m de 100 a 0 km/h).

La calidad de las terminaciones es muy buena (acorde con su origen coreano) y el equipamiento tiene lo necesario (aire acondicionado, buen equipo de audio con puerto USB, elevacristales eléctricos), pero tiene algún faltante como los espejos eléctricos (tienen regulación manual).

El precio es de 19.184 dólares, que al cambio oficial actual se traducen en 92.083 pesos. Nada mal por lo que ofrece el vehículo y el hecho de ser importado. La garantía es extensa: 5 años o 100.000 kilómetros.

85 cv de potencia

El Picanto tiene un motor de arquitectura moderna con doble árbol de levas a la cabeza y sistema de variación de válvulas (VVT)

FICHA TECNICA

KIA PICANTO AUTOMATICO
Motor naftero
Cilindros 4 en línea
Cilindrada (cc) 1248
Potencia (CV/rpm) 85/6000
Par motor (kgr/rpm) 12,3/4000
Alimentación iny. electrónica multipunto
Caja automática de 4 marchas
Tracción delantera

MEDIDAS / Metros
Largo 3,595
Ancho 1,595
Alto 1,480
Distancia entre ejes 2,385

PERFORMANCE
Aceleración 0-100 km/h 13,25 s Aceleración 80-120 km/h (D) 12,40 s
Velocidad máxima 163 km/h
CONSUMO C/100 KM litros pesos
En ciudad 9,2 61,54
En ruta (a 120 km/h) 7,3 48,83
Capac. del tanque 35 234,12

OTROS DATOS
Precio US$ 19.184
Garantía 5 años o 100.000 km
Contacto www.kia.com.ar

fuente: la nacion