miércoles, 26 de noviembre de 2014

Mantenimiento y limpieza del motor de arranque

Mantener limpio y en buen estado el motor de arranque puede prevenir que este elemento cause fallos en el futuro


No es habitual tener que reemplazar el motor de arranque de nuestro vehículo, siempre que procuremos no forzarlo y mantenerlo en buen estado, ya que sólo está en funcionamiento momentáneamente para ayudar al motor de combustión interna de nuestro automóvil a ponerse en marcha.

Para alargar la vida útil del motor de arranque, la primera herramienta con la que contamos es el sentido común; si al girar la llave de contacto chirría y no arranca, mantenerla girada o forzar de continuo no hará más que provocar alguna rotura o agravar el fallo interno al que esté sometido.

despiece motor de arranque

Otra de las consecuencias de insistir en el arranque es acabar quemando el rotor que se encuentra en el interior de nuestro el motor de arranque, así que paciencia. Revisa el post sobre averías o acércate al taller más cercano, pero no lo fuerces. Quitar la llave sin apagar el motor, extrayéndola a la fuerza, también es perjudicial para este componente, incluso aunque no haya terminado de arrancar el vehículo. Recuerda que una vez la llave está en el contacto y gira, el relé empuja a la corona dentada contra el motor del automóvil y puedes atascarla.

Las principales causas que generan averías en el sistema de arranque del vehículo son la suciedad acumulada en el interior y el desgaste de las escobillas del motor de arranque. Si está dando fallos, especialmente, si vamos de cara al invierno, es posible que el motor de arranque no aguante sin ser limpiado y sin que las escobillas sean sustituidas. Si vas a abrir y desmontar este elemento, asegúrate en primer lugar de desconectarlo de la batería para evitar sufrir una quemadura o descarga eléctrica.

Presta mucha atención a la posición en la que se encuentra cada uno de sus componentes para evitar que después no te encajen como debieran. No es mala idea ayudarte de papel y lápiz e ir anotando cada elemento que separas y cómo va fijado al resto.

¿Cómo limpiar el motor de arranque de un coche?


Si deseas limpiar el motor de arranque de tu vehículo, lo ideal es usar una brocha empapada en gasolina, para que, además de ayudarte a eliminar la carbonilla y que se desprendan con mayor facilidad los restos de suciedad que se acumulan en el interior, después quede cada pieza bien lubricada. Antes de volver a colocarlas, sécalas cuidadosamente con una bayeta de microfibra o trapo de algodón limpio. Lija, con ayuda de un cepillo para metales, todas las partes metálicas en las que veas posibles restos de óxido haciendo especial hincapié en los distintos bornes del motor de arranque.

En el mercado existen numerosos productos en spray que ayudan a lubricar los distintos elementos que componen el motor de arranque del vehículo. Si te has tomado la molestia de desmontarlo y limpiarlo a conciencia, no olvides rociarlos para ayudarles a trabajar con mayor comodidad previniendo desgastes.

Esperamos que estos consejos te sean útiles y no tengas que enfrentarte así a la pérdida del motor de arranque de tu automóvil.