miércoles, 26 de noviembre de 2014

¿Qué es el motor de arranque de un coche?

El motor de arranque suministra energía para arrancar fácilmente el vehículo. Es el encargado de activar y girar el volante motor del automóvil.


El motor de arranque consiste en un motor eléctrico auxiliar encargado de mover el motor térmico hasta que el vehículo se pone en marcha, facilitando las explosiones de la cámara de combustión en el interior de los cilindros.

Actualmente los motores de arranque cuentan con un electroimán que funciona con corriente continua, y se alimentan de la batería. Del motor de arranque, un cable fino irá conectado desde la llave de contacto hasta el relé o solenoide funcionando como interruptor, mientras que un cable más grueso lo alimentará desde la batería una vez que se haya accionado el relé.



Cuando giramos la llave de contacto, la corriente de la batería pasa al relé de arranque, produciendo un efecto de palanca sobre el piñón de arrastre del motor de arranque que permite que se acople al engranaje de la corona del volante del motor térmico para proporcionarle movimiento, por tanto, su función es vencer la resistencia inicial de los componentes del motor al arrancar.

Generalmente, todos los motores de arranque de hoy en día son motorreductores, es decir, que tienen un consumo bajo de corriente eléctrica. Además, también han disminuido considerablemente su peso y tamaño en un 40% para facilitar el arranque en frío y a mayor velocidad, ahorrando batería.

El inconveniente de los motorreductores es que esto los hace más complicados que los motores de arranque tradicionales, donde no había imanes permanentes que pudieran deteriorarse u oxidarse tan fácilmente.

¿Cómo saber si está fallando el motor de arranque? 


Si nuestro automóvil no se pone en marcha es posible que se deba al motor de arranque y que el fallo impida que la energía de la batería nos permita arrancar el automóvil.

Para discernir si el fallo está en la batería o el motor de arranque podemos conectar las luces; si la intensidad de la luz es muy baja, o al conectar las pinzas funciona, se trata de la batería. En caso contrario, lo más probable es que se trate del motor de arranque.

Otras señales que podemos interpretar como resultado de un motor de arranque defectuoso son:

Ruidos cuando arrancamos: si cuando tratamos de intentar el vehículo hace ruidos como chasquidos o traqueteos al girar la llave, y continúa sonando mientras el motor de arranque permanece activado, suele indicar un elevado desgaste de este elemento.

Olores y humos: si el motor de arranque expide humos y olor a quemado cuando encendemos el vehículo es probable que se trate de algún problema eléctrico con los cables o conexiones dentro del propio motor de arranque. Presta atención a un posible cortocircuito.

Hasta aquí la presentación de este componente tan imprescindible de nuestro automóvil. Si quieres conocer las averías más comunes, poner a prueba el motor de arranque o aprender sobre su limpieza, cuidados y mantenimiento, sigue navegando en esta etiqueta o los enlaces anteriores.