miércoles, 19 de agosto de 2015

3.0 CSL Hommage R prototipo el concept homenaje de BMW

El 3.0 CSL Hommage R prototipo y celebra al clásico 3.0 CSL que debutó en la pista hace 40 años. Está pensado para el circuito e incluye indumentaria diseñada exclusivamente.


BMW creó un concept de esos que dan ganas de subirse a manejarlo, y lo hizo como un doble homenaje: por un lado, para celebrar el 40 aniversario de su llegada a Estados Unidos, y por otro, por el debut de Motorsport en la competición (en el campeonato IMSA) con un BMW 3.0 CSL en 1975, un clásico que una semana después ganaba las 12 Horas de Sebring, luego en Laguna Seca y más tarde el campeonato de constructores.

Ese auto es tan importante en la historia de la marca que hoy se da el lujo de contruir otro para homenajearlo, como es el impresionante 3.0 CSL Hommage R prototipo, que bien puede pasar por el auto de carrera del futuro. Entre otras cosas, incluye toda la indumentaria específica, como botas, guantes, traje antiflama y un casco donde se proyecta información como la velocidad, la marcha en la que se circula y las revoluciones del motor (rpm).

Para la construcción del auto recurrieron a materiales avanzados, como la fibra de carbono, además de colocar un jaula antivuelco y dejar espacio atrás para llevar dos cascos. El interior, además de fibra, tiene detalles en madera como un guiño al 3.0 CSL del 75, que también los tenía. La diferencia es que ahora la madera está retroiluminada e incluso muestra información, como el trazado de Laguna Seca.

El origen de las líneas de este prototipo hay que buscarlo en otro, el 3.0 CSL Hommage de 2015, que si embargo tenía un perfil más "civilizado". El flamante R está pensado para la pista, con llantas de 21 pulgadas y trazos agresivos que adelantan la potencia que se debe esconder en su motor, del que BMW por el momento no dio información.