martes, 24 de noviembre de 2015

Qué es la barra estabilizadora y cómo funciona

¿Sabes qué es la barra estabilizadora y cómo funciona? Si la respuesta es no tenes que leer este post en el cual vamos a tratar de explicar de una forma sencilla cual es funcionamiento del mismo, expertos abstenerse.... :) Empecemos!!


Cuando vas manejando y tomas una curva el vehículo tiende a inclinarse hacia el lado externo de la curva.

Este fenómeno genera una distribución desigual en las cargas de las ruedas y complica el correcto funcionamiento de las suspensiones, amén, muchas veces, de asustarnos por temor a volcar.

Para contener esa tendencia a inclinarse se emplean los estabilizadores, que están formados por una barra de acero doblada.

Al tomar una curva, uno de los lados recibe más peso que el otro y trata de aproximarse a la rueda; la barra se torsiona por este peso y ese mismo esfuerzo se transmite al otro brazo, tratando de mantener ambos lados de la carrocería a la misma distancia de las ruedas, con lo que se disminuye la inclinación al tomar las curvas.


La barra estabilizadora o barra anti-rolido está vinculada a ambas ruedas y a la carrocería (o al chasis) que se ocupa de reducir el efecto del rolido “tirando” de la carrocería hacia abajo, (por decirlo de alguna forma), del lado que tiende a levantarse.

El objetivo de la barra es minimizar los efectos adversos de la inclinación. Por otra parte el tren que tracciona somete, en una curva, a sus neumáticos a un doble esfuerzo: el de traccionar y el de soportar la curva en sí, lo que pone a esos neumáticos en una situación de adherencia más comprometida que los del tren que no tracciona y solo se debe ocupar de soportar la curva.


Este efecto hace que los trenes presenten, al doblar, distintas adherencias que el auto se vaya de trompa o de cola. Si no está debidamente compensado un auto con tracción trasera tiende a irse de cola, y uno con tracción delantera de trompa.

La barra estabilizadora aplicada en el tren que no tracciona afecta también el comportamiento de los neumáticos, y calibrada adecuadamente, tiende a compensar ese defecto equilibrando ambos trenes como para lograr un comportamiento en curva “neutro”.

Generalmente los autos vienen solo equipados con barra estabilizadora en la suspensión delantera, aunque esto puede variar de acuerdo al vehículo y al uso de este.

En el mercado existen estabilizadoras delanteras y traseras destinadas a un tipo de conducción específico, aunque también las hay regulables para que el conductor las ajuste a su gusto.