viernes, 31 de marzo de 2017

¿Cómo limpiar los inyectores del motor del auto?

Existen tres métodos diferentes en el mercado para acabar con la suciedad que se acumula en los inyectores

Todos los elementos del automóvil tienen una vida útil limitada y condicionada al buen mantenimiento, la limpieza y el tipo de uso que se haga de los mismos para evitar un desgaste temprano; y los inyectores no son una excepción.

Los inyectores del vehículo, como sabemos, son los encargados de pulverizar la cantidad adecuada de carburante a la cámara donde tendrá lugar la combustión, por tanto, por ellos circula continuamente el combustible, quedando expuestos a todas las impurezas que se acumulan en el tanque del depósito y acaban pasando a la bomba de combustible que va ligada a los inyectores.

Si abusamos de circular en reserva y si no renovamos los filtros de combustible, estamos potenciando el deterioro prematuro de los inyectores al ensuciarlos en exceso provocando serias averías en el sistema de inyección con los consecuentes daños para el motor.

Un poco de suciedad en los inyectores puede provocar tirones en las aceleraciones o desaceleraciones, pero si no hacemos nada al respecto, el cilindro dejará de funcionar a causa de la obstrucción del inyector. Si esto sucede, ya no podrá suministrarle combustible al motor, y notaremos que éste no funciona con normalidad.

Además de tomar las medidas necesarias haciendo uso de una mecánica preventiva tal y como os mostramos aquí, es recomendable proceder a la limpieza de los inyectores cada 100.000 kilómetros por primera vez, y después cada 50.000 kms, de manera que podamos alargar la vida útil de estos componentes al permitirles funcionar correctamente durante más tiempo.



Tipos de limpieza de los inyectores

Hay distintos métodos para llevar a cabo la limpieza de los inyectores, principalmente se clasifican en tres:

  1. Limpieza con aditivos: Consiste en añadir al depósito de combustible líquidos limpiadores que destapan los inyectores. Es el método más económico y sencillo de usar, pero no todos los fabricantes están de acuerdo con su uso debido a la agresividad de las sustancias químicas que llevan que a largo plazo puede acabar por deteriorarlos.
  2. Limpieza por barrido: Se acopla un estanque con el líquido de limpieza al vehículo, y se le hace funcionar el motor para que esta solución circule por el riel de combustible hasta que se agota la botella. Como el limpiador no se diluye, es más potente que los aditivos, pero también hay un mayor riesgo de dañar los inyectores en el proceso.
  3. Limpieza por ultrasonido: En este método, se extraen los inyectores para colocarlos en un banco de pruebas donde se van lavando y se mide la resistencia, estanqueidad, el patrón de pulverización y el caudal. Es el modo más eficaz ya que te permite corregir de forma individual el defecto de cada inyector, y antes de reinstalarlos los sellos y juntas que se colocan, son nuevos. La mayor desventaja, además del coste, es que temporalmente no dispones del vehículo, ya que los inyectores son retirados y enviados al laboratorio.


¿Qué método te parece más interesante para la limpieza de tus inyectores? ¿Cuál sueles usar con tu vehículo?