martes, 12 de agosto de 2014

Humo blanco o gris claro por el tubo de escape… ¿a qué se debe en un coche?

Cuando ya estamos circulando con nuestro vehículo y éste ha adquirido en el motor la temperatura óptima de funcionamiento, no expulsar humos anómalos por la salida de escape. Tal y como hemos comentado en otros artículos del sistema de escape, la coloración de que adquieran los humos expulsados de manera excepcional por nuestro vehículo, nos ayudará a conocer en qué elementos podría localizarse la avería.

En esta ocasión, profundizaremos sobre los humos blancos o con un tono gris claro y que generalmente se asocian con la presencia de vapores de agua durante el proceso de combustión.

¿Por qué sale humo blanco o gris claro por el tubo de escape?


Al igual que sucede con otro tipo de coloraciones en el humo expulsado por el tubo de escape de nuestro coche, los elementos afectados que lo estarían provocando serán diferentes en función de si la motorización del vehículo es diésel o gasolina.

Por lo general, cuando hablamos de motores gasolina, el humo denso y blanco suele ser un síntoma de que la junta de culata no está en buen estado. Mientras que si estamos ante un motor diésel, probablemente sea un fallo en la bomba de inyección o en el inyector bomba, dependiendo del sistema que se encuentre instalado en el vehículo.

Motores gasolina:


Como hemos mencionado anteriormente que un coche con motor gasolina expulse humo denso y blanco o gris claro por el tubo de escape, suele significar algún tipo de avería o desperfecto en la junta de la culata o en el menor de los casos, algún fallo en determinados elementos del sistema de refrigeración aunque esto suele ser lo menos probable.

Junta de culataLas principales causas que provocan que le tubo de escape de un coche gasolina expulse humo blanco o gris claro y denso, son las siguientes:
  1. Junta de culata rota.
  2. Culata agrietada o arqueada. 

Cuando el problema viene determinado por un fallo generalizado del sistema de refrigeración y la junta de culata esté afectada, notaremos que además de salir humo blanco por el tubo de escape el motor expulsa un olor bastante peculiar y tiene continuos fallos de temperatura. Esto producirá sobrecalentamientos en el motor, así como podría llegar a mezclar el aceite con el refrigerante llegando a suponer una reparación realmente costosa.

Motores diésel:


Al igual que en motores gasolina, el humo blanco o gris claro y denso podría deberse a anomalías en la junta de culata, aunque es mucho menos probable. No obstante, también hay otros elementos que dependiendo de su estado o del funcionamiento, podrían estar provocando la excepcional salida de humos por el tubo de escape.

Habitualmente, suele deberse a fallos en el sistema de inyección o en uno o varios de los calentadores. Esto dependerá de si el vehículo cuenta con bomba de inyección diésel o si por el contrario equipa un sistema HDI (Common Rail) o de inyector bomba.

Al contrario que sucede con las demás coloraciones de humo expulsado por el tubo de escape (humo negro y denso o humo azul) hay ocasiones en las que no se detecta prematuramente el humo blanco o gris claro expulsado por el sistema de escape. Por ello, desde RO-DES siempre recomendamos que, al menos en vehículos diésel, no se realicen acelerones bruscos con el coche en frío ya que es mucho mejor para alargar la vida útil del motor esperar unos minutos para el que éste adquiera la temperatura óptima de funcionamiento.

Tambien te puede interesar ¿Por qué puede emitir humos el tubo de escape del coche? 
Tambien te puede interesar Humo oscuro y negro en el tubo de escape… ¿a qué se debe en un coche?