martes, 12 de agosto de 2014

Humo oscuro y negro en el tubo de escape… ¿a qué se debe en un coche?

En determinadas ocasiones, al circular con nuestro vehículo, podemos observar que el tubo de escape expulsa una cantidad de humo no convencional y normalmente es debido a que hay algún elemento del motor que no está funcionando como debería. 


Humo oscuro y negro en el tubo de escape

Tal y como hemos visto en nuestro artículo general sobre la emisión de humos, el color de éstos determinará el tipo de elementos que podrían estar afectados. Por ello, a lo largo de esta guía vamos a centrarnos en explicar las causas que pueden provocar que salga humo negro y denso por el tubo de escape de nuestro automóvil, además de identificar los posibles elementos que puedan estar relacionados con este síntoma tan habitual ya que una detección temprana servirá para evitar que el problema aumente.

¿Por qué sale humo negro por el tubo de escape?


Las causas que pueden provocar este síntoma serán distintas en función de si el coche utiliza como combustible diésel o gasolina. No obstante, en ambos casos se debe a una mala combustión producida por el exceso de carburante o por la falta de aire, ocasionando la expulsión de monóxido de carbono por el tubo de escape.

Motores gasolina:


Como ya hemos comentado en el párrafo anterior el humo negro se debe a deficiencias en la mezcla, lo que suele provocar un aumento del consumo de combustible e incluso pérdida de potencia en el motor.

No obstante, esto no suele ser frecuente en vehículos actuales que incorporan motor de inyección y catalizador. Aunque si sucede, será recomendable revisar los siguientes puntos del vehículo para determinar qué fallo es el que está haciendo que el coche responda expulsando humo denso y negro por el tubo de escape:
  • El filtro de aire está sucio.
  • Estárter averiado e inmóvil.
  • El nivel de gasolina es demasiado alto en el carburador.
  • La presión de la bomba de gasolina es demasiado elevada.
  • El surtidor principal del carburador tiene holgura.
  • El surtidor de automaticidad está obstruido.
  • El ralentí tiene un reglaje incorrecto.
  • Los conductos de reaspiración de gases del cárter están obstruidos.
  • El distribuidor está mal colocado.


Motores diésel:


Por lo general, el humo negro en vehículos con motorizaciones diésel se debe a una combustión incompleta producida por una mezcla parcialmente quemada que hace que aparezcan residuos de carbonilla. Estos residuos se expulsan por el tubo de escape en forma de humo negro o gris oscuro, en función de la densidad de los residuos.

Así pues, cuando apreciemos este tipo de problema en nuestro vehículo será recomendable tener en cuenta que su origen podría estar en alguno de los siguientes fallos:

  • El filtro de aire está sucio.
  • El reglaje de las válvulas no tiene holgura suficiente.
  • Hay una fuga en la válvula de escape.
  • El motor está sobrecargado.
  • Los inyectores están sucios o atascados.
  • El combustible tiene un índice bajo de cetano.
  • La presión de los cilindros es baja.
  • La cámara de combustión está sucia.
  • La bomba de inyección tiene un reglaje inadecuado y el caudal de la inyección es excesivo.

Como vez los motivos por los cuales puede salir humo negro por el tubo de escape del coche son muy diversos, aunque principalmente y como ya hemos repetido varias veces a lo largo de esta guía, están directamente relacionados con una mala combustión de la mezcla o por la falta de aire en la misma.

En cualquier caso, si no eres capaces de identificar qué elemento puede estar provocando la expulsión de humo negro, siempre es conveniente acudir lo antes posible a nuestro taller de confianza para que puedan realizar una revisión exhaustiva del sistema.


Tambien te puede interesar ¿Por qué puede emitir humos el tubo de escape del coche? 
y Humo blanco o gris claro por el tubo de escape… ¿a qué se debe en un coche?