lunes, 27 de julio de 2015

Trucos para limpiar el motor del auto en casa

Limpiar el motor del auto no es una de las tareas más habituales que realice un automovilista, pero sí es necesaria, especialmente cuando se trata de un vehículo que ya tiene su años. Con unos simples pasos es suficiente para dejar el motor brillante como el primer día.
Lavar el auto con nuestras propias manos puede ser una tarea habitual. Muchísima gente le dedica algún día del fin de semana a este tema ya que para muchos suele ser “un cable a tierra”. Pero cuando se trata de lavar el motor son menos los que animan. Grasa, aceite, suciedad que se ha pegado en el block proveniente del camino y un sin número de sorpresas pueden transformarlo en un terreno poco agradable en el cual incursionar. Sin embargo, una vez superado el temor, limpiar el motor del auto también es posible.

En principio, es importante saber cómo afecta la suciedad al motor de tu auto:


1- Si está cubierto de polvo, esto no va a afectar en nada al funcionamiento a corto plazo. pero con el tiempo puede depositarse una capa sólida de tierra en el radiador y generar una pérdida en la capacidad del sistema de refrigeración, que haría aumentar la temperatura del motor.

2- Si se acumula suciedad en el condensador del equipo de aire acondicionado, puede provocar su mal funcionamiento con la consiguiente disminución del caudal de aire frío.

3- Si la suciedad se debe a pérdidas de aceite, el lubricante puede acumularse y mezclarse con polvo, barro o tierra, ocasionando averías, sobre todo en las partes del motor construidas con goma, caucho y plásticos.

Bueno, manos a la obra: aquí, unos tips para facilitar la tarea.

Primero hay que reunir los elementos necesarios: detergente, bolsa de plástico, papel aluminio grueso, cepillo y, obviamente, agua.

– Calentar un poco el motor, sin dejar que llegue a la temperatura de funcionamiento. Puedes dejarlo encendido un minuto, o un poco más, si es que está muy sucio.

– Mover el coche a una zona donde el jabón y el material limpiado no cause daños.

– Retirar el cable del terminal negativo de la batería, luego del positivo, y cubrir los componentes eléctricos expuestos con una bolsa o envoltura de plástico. Esto evitará que los componentes eléctricos se mojen.

– Cubrir la toma de aire y el carburador (en los motores más antiguos) con papel aluminio grueso o plástico. El agua puede causar serios problemas si se filtra en estas áreas.

– Cepillar cualquier suciedad o residuos en la superficie del motor, ya sea usando un cepillo para pintar de cerdas rígidas o uno con cerdas de plástico para limpieza.

– Mezclar dos tazas de detergente antigrasa en cuatro litros de agua, y pasar esta solución en las partes más sucias del motor. Luego, enjuagar con agua.

– Quitar los materiales utilizados para cubrir los componentes del sistema.

– Arrancar el motor y dejarlo en ralenti para que la humedad se vaya enseguida y no afecte a ningún elemento.

Para mantener el motor limpio siempre es aconsejable el mantenimiento preventivo. No es recomendable limpiar el motor demasiado seguido debido a que cuenta con componentes delicados que pueden resultar dañados si se los expone al agua. Por ende, la limpieza que se le haga va a depender el uso del auto.

Tambien te puede interesar  Suciedad en el motor y consejos de mantenimiento