domingo, 24 de enero de 2016

Cómo arreglar frenos muy ruidosos

Hay pocos problemas más molestos que unos frenos ruidosos. Aunque las pastillas del freno no estén desgastadas y el sonido no ocasione ningún daño, está ese chillido puede resultar igual de torturador como el de las uñas en la pizarra solo que para nosotros sera en cada luz roja del semáforo y cualquier otra ocasión donde tengamos que pisar el pedal del freno.

Si tus frenos están chillando, aquí está lo que debes hacer... verifica los pasos y encuentra tu posible problema:


  1. Verifica si hay partes flojas. Intenta mover la pastilla de freno, pinzas y otros componentes del freno. No se deberían de mover solo con tus manos.

  2. Reemplaza cualquier separador o clip que esté suelto, dañado o faltante para asegurarte de que la pastilla no se mueva en el estribo.

  3. Prueba una pasta de amortiguación. Pon una capa ligera de la sustancia en la parte trasera de las pastillas de freno (entre la pastilla y el estribo). Esto creará un colchón delgado para amortiguar la vibración y de esa manera el sonido.

  4. Dale a la paste mucho tiempo para que se seque antes de que montes los frenos para asegurarte de que se endurezca: de dos a tres horas como mínimo, toda la noche si te es posible. Se volverá pegajosa e incluso, una vez seca, cambiará a un color más oscuro. 

    • El calor del sol o de una secadora de cabello ayuda a secar la pasta, pero déjala que se enfríe a temperatura ambiente antes de instalar las pastillas.

    • Si necesitas limpiar o remover pasta de amortiguación, usa un desengrasante o limpiador de frenos. 



  5. Revisa las pastillas de freno y sustitúyelas si están desgastadas. Muchos discos de freno incluyen un indicador de desgaste diseñado para hacer ruido cuando el panel esté siendo desgastado más de cierto punto.


  6. Prueba con pastillas de freno de distintos materiales, pero recuerda que el sonido y la efectividad pueden comprometerse uno al otro. Lo mejor es intercambiar las pastillas de freno de un material similar. Revisa el manual de servicio de tu automóvil para ver qué recomienda el fabricante.


    • Una pastilla orgánica (con o sin amianto) puede ser más silenciosa, pero puede tener menos rendimiento y resistencia al desgaste que una pastilla semi metálica o metálica. Una pastilla orgánica puede no tolerar el calor tan bien lo cual ocasionará que tenga un desvanecimiento del freno (reducción en la efectividad del frenado debido al calor) que otros materiales para pastillas.

    • Una pastilla semi metálica, la cual tiene partículas orgánicas y de metal, tiende a tener lo mejor de ambos mundos al contar con habilidad para frenar sin hacer mucho ruido. Aumenta la vida de la pastilla y disminuye el desvanecimiento del frenado, pero puede desgastar más los rotores. También tolerará mejor el frenado repetitivo y fuerte sin tanto desgaste como con las pastillas orgánicas.

    • Una pastilla metálica es solo eso. Son utilizados distintos materiales para proveer una mayor fricción contra el rotor. Hace muy buen trabajo frenando repetitivamente a altas velocidades con un mínimo desgaste, pero tiende a hacer más ruido que todas las demás pastillas. Las pastillas metálicas también ocasionan que el rotor se desgaste más rápido (ranuras, crestas, etc.) especialmente con rotores de valores que no fueron diseñados para usarse con pastillas de metal.

    • Busca materiales lubricantes incorporados en las pastillas de freno. Latón, grafito, carbono y otros materiales en la fórmula ayudan a reducir el ruido. Como éstos materiales fueron incorporados en la pastilla de freno misma, continuarán lubricando en lugar de desgastarse por el uso.


  7. Revisa el rotor del freno o el disco para ver si tienen ranuras o algún otro desgaste. Una camapna de freno irregular o la superficie del disco pueden causar que la pastilla del freno salte y se atore en el conjunto del freno y el pistón.

    • Revisa visualmente la suavidad de la superficie contra una medida de comparación o intenta escribir en ella con una pluma de punta redonda. Si no obtienes una línea suave, el rotor está o demasiado engrasado o muy duro.


  8. Rectifica los rotores. Si el desgaste del rotor no es demasiado, puedes rectificarla mediante un torno para suavizar la superficie. Investiga y encuentra una tienda de automóviles que ofrezca servicio de frenos.


  9. Reemplaza el rotor y los discos. Si el desgaste es excesivo o si todo el rotor está deformada o distorsionada, es probable que tengas que reemplazarla. Los sistemas de frenos son diseñados cuidadosamente y puestos a punto por el fabricante para evitar el ruido, así que es mejor escoger el mejor reemplazo posible.
    • Si el sonido no es chillante sino que es como el de un molino metálico, tal vez también necesites rotores nuevos. Si las pastillas de freno están muy desgastadas, es probable que los rotores estén dañados.


Consejos


  • Elije pastillas de freno con bordes que estén biselados, no cuadrados. Las esquinas cuadradas en las pastillas de freno nuevas pueden agarrar y vibrar más que las biseladas.

  • Existe un lubricante de frenos en aerosol, pero es una medida temporal. Forma una capa entre la pastilla y el rotor, lo cual ayuda a que ambas superficies se emparejen cuando son nuevas.

  • Encuentra las acciones correctas para tu problema. Es probable que no tengas que hacer todos los pasos para arreglar tus frenos ruidosos.

  • Inspecciona tus frenos o llévalos a que alguien lo haga tan pronto como detectes el problema. Además de prevenir un accidente, puedes ahorrarte dinero al corregir un problema pequeño (pastillas de freno desgastadas) antes de que se convierta en un mayor problema (rotors dañados).

  • Lubrica las partes movibles del sistema del freno para un funcionamiento más suave.


Advertencias
  • Los frenos defectuosos son un problema de seguridad. Los frenos ruidosos son una señal de que los frenos están dañados, pero el solo sonido no siempre es un peligro. Lleva a revisar tus frenos ruidosos si no estás seguro.

  • Siempre lleva tu auto a que lo inspeccionen si el sonido de los frenos está acompañado por otros problemas de frenado, como por ejemplo un tirón hacia un lado al frenar.

También te puede interesar: Los Frenos