martes, 26 de enero de 2016

Verificando que los amortiguadores estén en buen estado

Cómo verificar si los amortiguadores estén en buen estado y funcionan correctamente

Si sientes que la calidad del andar de tu vehículo ya no es como solía ser, generalmente uno se da cuenta al instante de esto, sería una buena idea saber cómo verificar el estado de los amortiguadores.

Es algo bastante sencillo y fácil de hacer. Además te puede salvar de una visita innecesaria al taller mecánico, o por el contrario, indicarte que necesitas llevar el auto al taller para que lo revise tu mecánico de confianza.

Con estos 4 simples pasos podrás chequear el estado de los amortiguadores:


  1. Observa el frente de tu automóvil. Dejando tu automóvil sobre una superficie lisa, deberías verlo perfectamente nivelado. Por ejemplo, ambos lados deben estar a la misma altura de la superficie. 
    • Si de hecho sabes las especificaciones de la suspensión de tu automóvil, puedes medir la altura. Si la altura está en las especificaciones mínimas o por debajo de ellas, entonces deberías llevar tu automóvil a un profesional para que lo examine en profundidad y lo repare. Estar en la “altura mínima” no es más que eso. Quiere decir que ya no está en la ideal, y que algo ha cambiado.
  2. Presiona hacia abajo el frente de tu automóvil para verificar si los amortiguadores están funcionando correctamente. Esta no es una prueba científica es de cierto modo subjetiva. Pero igual puede ser útil cuando lo llevas a cabo junto con otras verificaciones. 
    • Párate en el frente del auto y coloca cuidadosamente tu pie sombre el paragolpes, o tu rodilla sobre una superficie que no vaya a abollarse o doblarse. No es necesario que sea en el centro. Coloca tu peso sobre ese punto, presionando hacia abajo tu automóvil. Luego retira rápidamente tu peso, o tu pie. El automóvil debería rebotar y regresar a su posición original con cierta rigidez, y no seguir rebotando. Si rebota más de un par de veces, esto puede ser una señal de que tus amortiguadores quizás no están funcionando correctamente.

    Si el auto hace esto estas en problemas!

  3. Haz una inspección visual de los puntales o amortiguadores. Busca indicios de que algún líquido fluya o haya fluido sobre el amortiguador. Si ves que eso sucede, entonces tus amortiguadores podrían estar dañados. Una vez que las juntas comienzan a perder líquido, el amortiguador se vuelve ineficaz.
    • Necesitarás llevar el auto a un taller mecánico para confirmar tus observaciones y reemplazar los amortiguadores. Ten en cuenta que lo que quieres saber es si los rastros de líquido que pudiste observar son, de hecho, una pérdida de las juntas de tus amortiguadores. Podría tratarse de algo que los salpicó mientras andabas.

  4. Desgaste del neumáticoEs notorio en muchos casos, cuando el amortiguador no funciona correctamente, que produzca un deterioro en los neumáticos, el cual es muy fácil de detectar


Consejos
  • Nunca cambies sólo un amortiguador. Debes al menos cambiarlos de a pares (los dos frontales o los dos traseros). Si vas a reemplazar tus amortiguadores de fábrica, entonces sería recomendable que cambies los cuatro. Si uno comienza a fallar, no pasará mucho tiempo hasta que los demás lo hagan.
  • Comprende que verificar tus amortiguadores es muy importante. Las estadísticas indican claramente que la mayoría de los conductores no se dan cuenta de que el estado de sus amortiguadores es crítico para la seguridad del vehículo. El hecho de proporcionar una experiencia de viaje cómoda y placentera es sólo una función secundaria de los amortiguadores, no su verdadero propósito. La principal función de los amortiguadores es controlar el vehículo y reducir el desgaste del resto de la suspensión. La comodidad y la manejabilidad son producto del diseño general del vehículo y del sistema completo de suspensión.
  • Aconsejamos controlar el estado de la suspensión del auto y de los amortiguadores cada 5.000 km

Más información de los amortiguadores aquí