viernes, 7 de octubre de 2011

Testdrive: Ford F-150

A pesar de su gran tamaño, que a ratos es un inconveniente para manejarla en la ciudad, la Ford F-150 demuestra por qué es la pick-up más vendida en las últimas tres décadas en EE.UU.

 Una de las pocas cosas de las que aún se puede jactar Ford, es que la F-150 es la camioneta más vendida en Estados Unidos en las últimas tres décadas, que desde su lanzamiento ha comercialziado más de 25 millones de unidades, y que es uno de los vehículos más premiados en ese mercado.

Hace pocas semanas se lanzó en Chile la 12ª generación de la F-150, que viene con nuevo diseño, mayor tamaño, más equipamiento y nuevas tecnologías. Los primeros cambios se visualizan en su frontal, donde destaca la nueva grilla con elementos de la Serie F Super Duty, más cuadrada y alta, mientras que los grupos ópticos y el capó son más robustos. En la zaga las luminarias
incluyen elementos cromados, mientras que el tapabarros y el portalón fueron rediseñados.

Pero sin duda es su gran tamaño lo que llama poderosamente la atención. La F-150 mide 5.890 mm de largo, 2.460 mm de ancho (sin abatir los espejos), 1.900 mm de alto y su distancia entre ejes llega a 3.660 mm, medida que le entrega una gran habitabilidad, y que se grafica en que el espacio para las piernas en la segunda corrida de asientos creció 15 centímetros. 

La posición de manejo es muy buena. Por obviedad, tiene gran altura, pero el conductor puede regular el asiento en múltiples posiciones y dejarlo grabado. Y si bien cuenta con un sistema de acercamiento de los pedales, se extraña la ausencia de regulación del volante en profundidad. La visión es excelente gracias a unos espejos monstruosamente grandes, y a que cuenta con cámara de retroceso, que en la versión tope de línea Lariat muestra las imágenes en una pantalla ubicada en el espejo central.

El panel de instrumentos tiene un diseño moderno, aunque se ven muchos comandos que marean de entrada. Eso sí, tiene un funcionamiento que se hace lógico con el uso.

MUCHA SUAVIDAD

El motor de la F-150 Lariat es un 5,4 litro con 310 Hp. Como todo buen motor V8, su potencia no es problema, aunque, en este caso, la entrega de torque es demasiado pobre por efecto de una transmisión automática de seis velocidades muy clásica y lenta. Y si a eso se le suma el gran peso del vehículo (2.577 kilos), lo torna muy poco ágil y lerdo en sus reacciones.
Una ventaja de esta transmisión es que cuenta con un sistema de enganche para cuando la camioneta va con acoplado, y que permite, electrónicamente, que los pasos de marchas sean más largos y estén enfocados en el peso.

Si bien el volante no sufre con las imperfecciones del terreno, el tacto con la superficie es casi nulo y muy poco emopcionante. Con horas de manejo, la F-150 demuestra que fue concebida para esas largas carreteras americanas y, en ese caso, la dirección pasa a un segundo plano, porque sin duda es una verdadera delicia para quienes gozan de los largos manejos.

La F-150 respeta fielmente la excesiva suavidad de los coches americanos, con una suspensión muy esponjosa para sortear sin inconvenientes las imperfecciones de las calles, mejorando aún más sobre caminos de tierra. Ahí, el confort de marcha es total.

El grave problema es que el tren trasero rebota con insistencia, muy propio de una camioneta, y a veces se torna algo indomable. Ante la menor provocación, la F-150 saca la cola, como si el tren trasero se moviera independiente. Esto hace que exista poca confianza a la hora de encontrarse con un imprevisto, más allá de que se activen sus múltiples elementos de seguridad. Sus frenos son otro punto alto, ya que paran en seco las 2,5 toneladas que vienen en movimiento.

La F-150 tiene tracción trasera con posibilidad de convertirla en 4x4, en modalidad alta y baja. Sobre barro y sin tracción aplicada, la camioneta siente su peso y no anda. Sin embargo, en el momento en que se pone 4x4 High, el modelo sale sin problema. Ya con el 4x4 Low se convierte en una escaladora que nada puede detener.

DESTACADO
5,5 l/km fue el consumo medio que entregó la F-150. Según la marca, un 10% menos que con la antigua generación.

FICHA TECNICA
Precio de entrada: $ 13.911.100 c/IVA
Precio versión testeada: $ 22.717.100 c/IVA
Tipo de motor: SOHC V8 24 válvulas
Cilindrada (cc): 5.400
Potencia (Hp a rpm): 310 a 5.000
Torque (Nm a rpm): 494 a 3.500
Transmisión: Automática de 6 velocidades
Tracción: 4x4
Frenos: Disco
Suspensión delantera: Espiral
Suspensión trasera: Ballesta
Largo x ancho (mm): 5.890 x 2.460
Alto x distancia entre ejes (mm): 1.900 x 3.660